CRÓNICA TOP 1 (17/03/2018)

foto_cronica

A la hora habitual, las puertas de la Nave Central de Tabacalera se abrieron para acoger a un público ávido de wrestling. Habitualmente la sala luce llena, pero en esta ocasión especialmente, como en las grandes citas y, lamentablemente, parte de nuestros amados aficionados quedaron fuera del recinto por falta de aforo. A la hora que correspondía, nuestro maestro de ceremonias, Nathan Young, hace su entrada para darnos sus enérgicas buenas tardes y dar comienzo al espectáculo. Nos anunció que queda menos de un mes para nuestro magno evento, Total Rumble 8, el próximo 14 de abril y, tras las indicaciones convenientes, fue interrumpido por Redención.

Padre Paolo, Álex Soul, Viral, Kaiden, Keibel y Noah, Redención al completo con su título de campeón/es? extremo 24/7, se dirigen hacia en ring, pero esta vez su entrada es interrumpida por el administrador general Coajim Echevarría. Este quería hacer probar a los redentores algo de su propia medicina interrumpiéndoles, además, les abroncó por interferir con su administración, especialmente por su última jugarreta con el título de campeón extremo 24/7. Por ello decretó que en este show, todos tendrían que demostrar lo que realmente valen fraccionados, contra los rivales que él eligiese, y sin apenas dar tiempo a digerirlo, anunció el primer combate.

[Redención (Kaiden y Keibel) v Los Otros (Black Avalon y Red Amethys)]

Estas parejas nos deleitaron con un dinámico y entretenido combate inicial. Comenzaron midiendo sus fuerzas, tomando los enmascarados la ventaja en el enfrentamiento. Las tornas cambiaron cuando Kaiden, entró sin relevo al ring dinamitando una maniobra ofensiva de Los Otros, y así continuaron distrayendo la atención del árbitro con picardía para ablandar a Avalon. Cuando Avalon consiguió zafarse de su castigo y dio el relevo a Amethys, este entró con energía barriendo a sus rivales. Tras algún golpe en los alrededores del ring, de vuelta al mismo, un in crescendo de letales drivers se sucedió dejando a los cuatro luchadores en la lona. De nuevo en pie, Los Otros se impusieron sobre sus rivales para poner los hombros de Kaiden sobre la lona para una cuenta de 3 que consiguió salvar Kaiden. Entonces fue cuando Redención madó a Avalon fuera del ring y, tras un duro castigo, consiguió una cuenta sobre Amethys que les hubiese dado la victoria de no ser porque Avalon volvió para cortarla en el último momento. De nuevo Los Otros noquearon a sus rivales tras un contraataque y les pusieron a merced para, vía 450º splash – diving headbutt, conseguir la cuenta de 3 sobre ambos rivales.

Al retirarse los vencedores, Young vuelve al ring para presentar el siguiente combate, que pondría a prueba a otro de los miembros de Redención.

[Noah v Elías]

Antes de sonar la campana, Noah le ofrece a Elías una camiseta de Redención ofreciéndole un lugar en su facción, y una escapatoria fácil para él en el desafío de Coajim, pero Elías había llegado con ganas de pelear. Así comenzó el combate con un agarre de cuello entre ambos del que con mucho llaveo y tortazos, Elías salió victorioso mientras Noah se dolía fuera del ring. Elías se dispuso a continuar su ofensiva fuera, pero rápido e inteligente, Noah evadió su ofensiva y tomó el control del combate. Ese dominio de Noah en el que intentó varias cuentas sobre su rival, duró hasta que Elías consiguió escaparse de una peligrosa estrangulación y comenzó a mostrar su repertorio aun sin terminar de someter a su rival. Noah trató de tender una trampa a Elías, pero este no mordió bien el anzuelo y tras conectar un tornado DDT consiguió la cuenta de 3.

Cuando Elías todavía celebraba su victoria, exhausto tras su combate, el hombre sin contrato, el autónomo, Orión, se coló en el ring para atacarle por la espalda. Orión volvía a pedir protagonismo tomando el micrófono, pero el público no estaba por la labor de dejarle hablar. Se hicieron muy notables las importantes reacciones que este luchador se ha granjeado a lo largo de su carrera, con destacables muestras de desaprobación que hicieron prácticamente imposible entender nada de lo que dijo Orión. Parece ser que pretende ser el primer luchador en haber ostentado todos los títulos de Triple W, por lo que hasta entonces evitaría que nadie lo hiciese, señalando a Ruky por ser claro candidato a adelantarle en su pretensión y por ser poseedor del único título que le falta. Don Echevarría salió a tratar de poner orden, pero resultó ser Orión quien, sin contrato pero con unos papeles en la mano, lo puso. Al parecer fue él quien tendió una artimaña a Edu para apropiarse del derecho por luchar por el título de Level One que el valuro empeñó para poder escapar de las nevadas. Así que sin más remedio, se decretó un combate titular.

[Campeonato Level One: Orión v Ruky ©]

En los primeros compases del combate, el campeón de Level One ya mostró superioridad sobre su rival y su gran carisma. Aunque es perro viejo, Orión es una víbora que no pierde ni una oportunidad para hacer daño, y aprovechó el momento en el que Ruky estaba volviendo al rign, para patear una de las cuerda, que golpeó a Ruky en una parte comprometida de su cuerpo. Comenzó Orión un castigo sobre su oponente durante los siguientes minutos, con alguna cuenta improductiva. Tras tomar algo de aliento y recibir el apoyo del público, Ruky se rehízo cortando el dominio de Orión y pasando a la ofensiva. Tras una serie de golpes, Ruky trata de finiquitar a su rival con una Swanton bomb que falla y permite a Orión contraatacar, que casi consigue la victoria. Este pierde mucho tiempo en terminar con Ruky, lo que finalmente le permite conectar un Último Suspiro que roza la victoria. Tras ello, Sick Kick de Orión seguida de otra ajustada cuenta que enfureció a Orión y se encaró con el árbitro. Tras un forcejeo entre los luchadores, fue Edu quien cayó derribado. Impaler DDT de Orión, y cuando iba a terminar con Ruky con su Sick Kick, el campeón la detuvo con sus manos a escasos centímetros de su cara y respondió con su Drunk Pedigree que le concedió la cuenta de 3.

Orión se retiró por la puerta de atrás, Ruky celebró continuar con su reinado, y Nathan dio paso al descanso. Tras el mismo, nuestro presentador nos narró los prolegómenos que daban lugar al combate que introdujo a continuación y que decretaría al aspirante número uno a los título por parejas.

[Combate Tornado por parejas: Redención (Álex Soul y Viral) v Radcal Bikers (Rob Roy y Simon Hill) v Utopía (Hades y Joey Fox)]

Al inicio, los Bikers hicieron desentenderse del combate para mostrar poco después ser todo una treta para atacar a traición a Utopía a los que, junto con Redención, castigaron duramente en la primera parte del combate. Cuando Utopía consiguió zafarse del yugo de sus rivales, comenzó su festival en el que demostraron parecer valerse para someter a ambos dúos rivales. Un exceso de confianza permitió a Álex desbaratar los planes de Utopía y nivelar la balanza, ya que enseguida los Bikers presentaron batalla barriendo el ring. Desgraciadamente para ellos, parecía que sus prisas por ganar eran inversamente proporcionales a sus ganas por montar espectáculo, por lo que Utopía no tardo en volver a tomar las riendas de la contienda. Así, Hades y Joey volaron fuera del ring sobre sus rivales, pero Duke Stone y otro hombre con casco asaltaron a Utopía. Álex tuvo tiempo para subir al ring y saltar sobre los Bikers, volver a subir y ser entonces arrojado sobre ellos por Viral, y a punto estuvieron de conseguir una cuenta de 3. Utopía, de vuelta, sorprendió a Redención con su propia versión de la Fumata Blanca, el Néctar de la Utopía, dejándoles a su merced. Disponiendo a Álex para la cuenta de 3 tras un doble tombstone, los Bikers subieron rapidísimo para sacar a Utopía de ahí y cubrir a Álex para la cuenta que les dio la victoria.
Mientras los Radical Bikers celebraban, los actuales campeones por parejas, B&B, hicieron su entrada en la Nave Central y una declaración de intenciones a sus rivales en forma de Spear, decretando su combate para Total Rumble 8. Cuando el ring quedó limpio y despejado, Young dio paso al siguiente combate, cuyo ganador ostentaría el maletín Top1 que da derecho a un combate por cualquier título en cualquier momento.

[Combate de escaleras por el maletín Top1: Júpiter v Yunke v Padre Paolo v Pimp Ross]

Fue un enfrentamiento con mucha acción en el que cualquiera podría haber salido victorioso. Lo primero destacable del chaparrón de golpes con el que comenzó, fue un moonsault desde unas escaleras que realizaron al unísono Paolo y Júpiter sobre los otros dos. Ross y Yunke portaron sendas escaleras al ring, y con Júpiter de vuelta, la ecuación resultó en un german suplex en secuencia de los tres, con escalera de por medio. De ello se aprovechó Paolo, que cerca estuvo de conseguir el maletín. Yunke le derribó antes de hacerlo, y dispuso el escenario, y a sus rivales, para su victoria, pero Ross tenía otros planes y le tumbó con un chokeslam desde lo alto de la escalera. Júpiter, terminó volando sobre ambos fuera del ring, momento que de nuevo aprovechó Paolo para tratar de ganar. Esta vez le detuvo Ross con un asombroso suplex desde lo alto de la escalera que casi saca a su oponente del ring. Momentos después, el mismo Ross trata de alcanzar el maletín, Júpiter trata de evitarlo y termina siendo lanzado sobre una escalera, pero Yunke consigue derribarle. Tras sucederse en intentos de alcanzar el maletín, es Paolo quien, regresando, se coloca en mejor posición. Ross le alcanza, Júpiter y Yunke colocan escaleras a los lados para intentar alcanzar desde ahí la victoria. Estando los cuatro luchadores sobre escaleras cerca del maletín, Paolo lanza una oportunísima Fumata Blanca que, junto con unos cuantos golpes sobre un resistente Ross, le dejan en posición para descolgar el maletín y alzarse con algo más que una victoria.

Tras un duro y rápido trabajo de mantenimiento del ring que había sufrido mucho tras los últimos combates, Nathan Young dio paso al evento principal de la tarde, concertado previamente por el administrador general debido a las peticiones tanto de aficionados como del luchador, en el que se pondría en juego el Campeonato absoluto de Triple W.

[Campeonato absoluto Triple W: Adam Chase v A-Kid ©]

El enfrentamiento comenzó con intensidad, midiendo los rivales de diferentes modos sus fuerzas en varios choques, mostrando una notable técnica y tensión, sin conseguir ninguno de los dos imponerse claramente. Tras recibir un suplex y escapar de una cuenta, Chase bajó del ring a tomar un respiro, y nada más volver a entrar encontró el infatigable castigo de A-Kid. Chase se hizo a la idea de que no le dejarían espacio y respondió a la ofensiva, devolviéndole a Kid el castigo. Durante los siguientes minutos, Chase, no sin dificultades, mantuvo a raya al niño anónimo y su repertorio de recursos, imponiendo su ritmo. Tras conectar un 619, A-Kid parecía poder tomar la iniciativa, y así fue hasta que Chase, adelantándose, frustró la maniobra del campeón y le dio una muestra de su propio 619. A-Kid contraatacó rápidamente, y ambos luchadores intercambian potentes movimientos con cuentas de 2, que culminaron con un bello frog splash del campeón y una ajustada cuenta. De vuelta en pie, ambos intercambian golpes, superkicks, y acaban con un sorprendente Spanish Fly a ras de suelo que dejó a ambos fuera de combate por unos instantes. De nuevo en pie volvieron a donde se quedaron e intercambiaron golpes, pero esta vez fue Edu el que quedó noqueado por una superkick perdida mientras Chase conseguía conectar su Cutter sobre el campeón. Con el árbitro fuera de combate, Chase toma el cinturón de campeón y trata de golpear a A-Kid con él, el campeón lo esquiva, se lo arrebata, y se lo sustituye por una superkick que le noquea. El árbitro aun incapaz de contar no puede validar la cobertura de Kid sobre su rival, por lo que este trata de asistirle mientras Chase sale del ring a recuperar el aliento. Con el árbitro de nuevo en pie, A-Kid corre a la esquina para ejecutar un moonsault sobre Chase afuera del ring, le sube de nuevo al cuadrilátero, pero Chase sorprende de nuevo con su Cutter quedándose a milésimas de convertirse en el nuevo campeón. Lo intenta de nuevo, Kid lo evita, y la secuencia finaliza con el campeón evitando por los pelos otra cuenta de 3. Chase trata entonces de ir un paso más allá y parece pretender colocar a A-Kid para un Cutter desde la esquina. A-Kid se zafa, aturde a Chase con un enziguiri y consigue conectar un espectacular Spanish Fly. Rápidamente en pie, A-Kid esperó a que el aun aturdido Chase lo tomara, para marcarle en la cara con su bota su sentencia final y conseguir la cuenta de 3.

Tras el combate hizo aparición el administrador general, Coajim Echevarría. Dada la dominancia mostrada por A-Kid en su actual reinado como campeón le ha buscado un rival que le suponga un verdadero desafío para Total Rumble 8: Zack Sabre Jr.

Llegando al final del espectáculo, Nathan Young subió al ring para decirnos que quedan más sorpresas que desvelar hasta el próximo 14 de abril en el que tendrá lugar nuestro magno evento del año, Total Rumble, así que estad atentos a nuestras RRSS. También recordar que próximamente podremos disfrutar de este espectáculo en nuestro servicio de vídeo on-demand.

Por último he de decir que es para nosotros mágico, inefable, el recibir el apoyo que nos demostráis en cada cita y queremos que no quede duda de que sois partícipes principales de todos nuestros éxitos. A nosotros no nos cabe duda y queremos que se lo demostréis al resto del planeta. ¡SOIS EL MEJOR PÚBLICO DEL MUNDO!

Facebooktwitter