CRÓNICA “NO RULES DAY” (16/06/2018)

35844749_1730882773665759_5279850730591617024_n

A la hora habitual, 17:30, se abrieron las puertas para todos los aficionados que ya hacían cola bajo el castigo del sol que ya nos anunciaba la llegada del verano. Habituales, ocasionales, nuevas caras y, por supuesto, los infalibles volvieron a llenar la Nave Central de Tabacalera. Pasados unos minutos de las 18:00, el maestro de ceremonias, Nathan Young, hizo aparición para abrir el show. Nada, exceptuando lo especial de No Rules Day, vaticinaba lo que iba a ocurrir. Tras apenas pronunciar “Buenas tardes Tabacalera”, Young recibió un fuerte golpe en la espalda por parte de Ross, que había subido al ring oculto entre los aficionados.
David Ross amenazó al administrador general y le instó a plantarle cara. Coajim Echevarría respondió a la petición. Mientras el administrador hacía su camino hacia el ring, Ross se quitó de encima a más de una decena de miembros de staff que trataron de mediar con él. Al subir al ring, Coajim plantó cara a Ross diciéndole que él es quien manda en ese ring, y que si quiere realmente ostentar el campeonato absoluto de Triple W, tendría que ganárselo él mismo. Ross, tras confrontarle, decide bajar del ring. Con Nathan indispuesto, Coajim decide tomar las riendas del evento. Así nos da las indicaciones que Ross no permitió darnos a Young, y presentó el primer combate del evento:

[Tables on fire match: BCN Rioters (JB y Ricky Barceló) v Utopía (Hades y Joey Foxxx)]

Antes de comenzar el combate, JB toma la palabra tanto para criticar las maneras de sus anfitriones, como para dudar de que este tipo de combate sea verdadero wrestling. También denunció que la estipulación era injusta, dada la familiaridad de Hades con el fuego, y, bajo el falso dilema de “con nosotros o fascistas”, pidió que sólo Fox pudiese cumplir la condición de victoria por parte de sus rivales. Coajim, agitado, aceptó la condición y pidió, por favor, una cerveza…
Antes de sonar la campana, BCN Rioters se había lanzado ya sobre sus rivales obteniendo ventaja durante los primeros minutos. Cuando Utopía consiguió contraatacar, no perdió un momento en buscar una mesa para su victoria, pero fue JB quien hizo a Hades atravesarla finalmente. Los Rioters sacaron otra mesa, ¡y hasta le prendieron fuego! Hades trató de devolverle la jugada a JB, Barceló la impidió, y la intervención de Joey desencadenó una serie de vuelos hacia fuera del ring de la que Utopía salió favorecida. Mientras preparaban otra mesa, un espontáneo con camiseta de RIOT distrajo a Utopía. Los Rioters les atacaron permitiendo escapar al espontáneo, y estampando a Hades en una mesa con una powerbomb. Los de RIOT colocan otra mesa, y esta vez Hades sorprende a Barceló haciéndole atravesar la misma mesa que acaba de colocar. JB, decidido a conseguir la victoria despacha a Fox, despacha a Hades, lo sienta en una esquina, prepara una mesa, y le prende fuego. Cuando se dispone a lanzar a Hades sobre la mesa en llamas, Fox aparece de entre sus piernas lanzándole en powerbomb sobre la mesa en llamas, obteniendo la victoria para Utopía.
Al despejarse el ring, Coajim Echevarría volvió a subir al mismo para anunciar el siguiente combate, en el que el público traerían las herramientas para prestar a los luchadores, y donde se pondría en juego el Campeonato Extremo de Triple W.

[Hardcore Match por el Campeonato Extremo: Yunke v Noah Striker ©]

Cuando sonó la campana, silla en mano, Noah se corrió hacia Yunke asestándole varios sillazos en la cabeza. Tras una ligera confusión producida por los brutales sillazos, Yunke se recompuso y comenzó a dominar a su oponente, que salvo por algún sillazo no muy productivo, no conseguía responder. El verdugo paseó a Noah por las cuatro esquinas del ring, sus alrededores, y le llevó hasta el escenario, donde colocó una valla atravesada en la que lanzó a su rival vía suplex. El impacto dejó a ambos maltrechos, y tras estampar a Yunke contra un poste, el campeón tomó el control del combate y buscó una primera cuenta que llegó a 2. Tras ello, Noah consiguió volver a reversar a Yunke castigándole sobre las chinchetas que el enmascarado había puesto, y buscar otra cuenta que llegó a 2. El campeón golpeó a su rival con una escalera intentando retener su título, pero la cuenta volvió a ser de 2. En pie, Yunke volvió a responder dejando a su rival maltrecho, y tras un castigo, Noah consiguió subir a la escalera y lanzarse fuera del ring, sobre su oponente. Espectacular pero insuficiente, de vuelta al ring, Yunke contraataca y aplica su Decapitador. Cuando se dispone a cubrir al campeón suena la música de Redención, nadie aparece, pero Noah aprovecha la distracción para aplicar un golpe bajo a su rival. Lo intenta de nuevo, pero otra cuenta solo llega a 2. Yunke, que parece imparable, se rehace de nuevo y tras conseguir aplicar otra vez el Decapitador consigue la cuenta de 3. ¡Yunke es el nuevo Campeón Extremo!
La alegría apenas le dura, pues apenas le anuncian como ganador, David Ross vuelve a subir al ring y le asalta sin piedad. Tras el injustificado ataque, Ross se va sin dar más explicaciones.
Con el ring despejado de personas, Coajim vuelve a subir a entretener al respetable mientras otros compañeros lo despejaban de las consecuencias del combate anterior. Una vez todo listo, el administrador dio paso al combate por los Campeonatos de Parejas de Triple W.

[Bar Room Brawl por los Campeonatos de parejas: Radical Bikers (Rob Roy y Simon Hill) v B&B (Byron Savage y Banshee)]

Desde que sonó la campana, el combate se desarrolló caóticamente, con un continuo intercambio de golpes, tanto dentro como fuera del ring, sin un momento de calma. No le faltó nada de ambiente a la pelea: hubo sillazos, bandejazos, palos de billar partidos, mucha cerveza, y la música por parte del coro del mejor público del mundo. Cuando el cansancio y el dolor hicieron mella, el combate pareció asentarse con Banshee como la única en pie, pero Duke Stone subió al ring para atacarla por sorpresa. Savage se deshizo de Stone y la victoria parecía del lado de B&B, ¡pero apareció el 4º biker, el del casco blanco! Savage le enfrenta y trata de quitarle el casco. Sus compañeros intervienen, y entre los cuatro bikers sometieron deshonrada, pero fácilmente a B&B para retener sus campeonatos.
Tras el combate, mirando a un derrotado Savage, el biker del casco blanco revela su identidad mostrando ser… ¡Elvis! Rob le cede una guitarra, y Elvis la estampa en la cabeza de Savage. Toma el micro y Elvis dice que está en Triple W “para luchar la mafia que la maneja, y no hay mejor forma de luchar una mafia que con otra mafia”, declarando el nacimiento de la Memphis Mafia.
Después del descanso, Nathan Young volvió a aparecer, sano y salvo, para conducir la segunda parte del show. Nos recordó que hoy cierra la 8ª temporada de Triple W, ¡pero nos quedan citas pendientes! Así como agradeció a Coajim Echevarría su notable sustitución. Tras agradecimientos y anuncios, el maestro de ceremonias dio paso al siguiente combate.

[TLC por el Campeonato de L1: Ruky © v Padre Paolo]

Paolo tomó el micrófono dispuesto a decir unas palabras, pero amenazante con su cubo, Ruky se lo impidió, dando paso a las hostilidades. Ruky consigue la ventaja en los primeros compases, manteniendo a su rival en el suelo y llenando el ring de todo tipo de materiales. Paolo cambió las tornas del combate tras conectar un golpe bajo, pero en cuanto pasó ese intenso dolor, el campeón recuperó su ventaja castigando y humillando al retador con todo tipo de objetos que el público le brindaba. Cuando consideró a su oponente debilitado, Ruky trató de subir a una escalera y alcanzar el cinturón, pero Paolo se lo impidió en primera instancia, terminando por atravesar un tendedero cuando Ruky le bajó de las alturas. Parecía hacer falta más, así que Ruky subió más mesas y alambre de espino al ring. Paolo respondió, y castigó duramente al campeón, ¡llegándole a clavar varias grapas! Tras estampar a su oponente contra la mesa con alambre de espino, Paolo parecía tener a su alcance el campeonato, pero Ruky llegóa tiempo para detenerle, y conectar un Drunk Pedigree. En lugar de subir a la escalera, preparó otra mesa, y Paolo aprovechó ese tiempo para recuperarse, sacar a Ruky del ring y volver a lo alto de la escalera. Ruky vuelve rápido y empuja la escalera, haciendo caer a Paolo sobre la mesa, y consiguiendo el tiempo suficiente para recolocar la escalera, subir a lo alto, y retener su campeonato.

La victoria del campeón fue rápidamente amargada por la intervención del resto de Redención, que le atacaron tanto a él como al árbitro. Júpiter y Elías aparecieron a salvar el día, pero a pesar del impacto inicial, la inferioridad numérica se hizo notar y sucumbieron ante Redención. Fue entonces cuando Utopía hizo su entrada para equilibrar los números, y repartiendo a diestro y siniestro, hicieron retirarse a Redención. ¿Es este el inicio de una nueva alianza?
Tras una celebración en condiciones llegaba el momento del Main Event, donde Adam Chase se enfrentaría por tercera vez al campeón absoluto de Triple W, A-Kid, en un combate de reglas “puras”. Lo más importante a tener en cuenta:
– Cada luchador cuenta con 3 “rope break”.
– El árbitro podrá dar un máximo de 3 advertencias a cada luchador: la 2ª supondrá la pérdida de un “rope break”; la 3ª supondrá la descalificación del luchador.
– El título cambia de manos incluso en caso de descalificación.

[Campeonato Absoluto Triple W: Adam Chase v A-Kid ©]

Como en anteriores ocasiones, el combate comenzó reñido, aunque con un A-Kid ligeramente superior, lo cual forzó a su oponente a perder su primer “rope break” para escapar de un candado. El dominio del campeón se vio interrumpido cuando se distrajo encarándose con el personal que se encontraba alrededor del ring, y un Chase volador le recordó que estaba en un combate. Chase metió a su rival al ring y lo trabajó concienzudamente hasta que el campeón consiguió responder. A pesar de ello, parecía no estar mentalmente en el combate, lo que le supuso perder su primer “rope break” tras empujar al árbitro. Kid siguió mostrando sus uperioridad en los siguientes minutos, forzando de nuevo la pérdida de otro “rope break” por parte de Chase. A pesar del castigo que estaba recibiendo, Chase consiguió conectar un movimiento desde la esquina seguido de cuenta de 2, y un candado que forzó, por primera vez, al campeón a agarrar las cuerdas, perdiendo su segundo “rope break”. El encuentro se igualó en todos los sentidos, se sucedieron varias cuentas ajustadas y un doble derribo. De nuevo en pie, el campeón pareció haberse recuperado mejor, y obligó a Chase a perder su último “rope break”. Tras unos minutos de duro intercambio, A-Kid consiguió conectar su Spanish Fly, seguido de Superkick para retener su título, pero a diferencia de las otras veces, ¡Chase consigue levantar su hombro antes de la tercera palmada! El campeón no da crédito, levanta a su rival, y le golpea un tremendo puñetazo en la cara, noqueándolo, y perdiendo su tercer “rope break”. A-Kid pide el countdown de su rival, se acerca a él en señal de victoria, pero cuando el árbitro parece a punto de finalizar la cuenta, Chase lleva al campeón al suelo y consigue conectar el Chase Cutter. El resto de Redención, incluido Paolo con su Top1, aparecen. Chase les recibe con un moonsault desde la esquina. Adam sube al campeón de nuevo al ring, sube de nuevo a la esquina, ¡y salta para conectar otro Chase Cutter! 1, 2, ¡¡3!! ¡¡Adam Chase es el nuevo campeón absoluto de Triple W!!

Redención parece hacer el amago de volver al ring, pero deciden retirarse dejando al campeón celebrar su logro con todos los allí presentes.
Tras la celebración, Nathan Young vuelve al ring para despedir el show y dar por cerrada la 8ª temporada de Triple W. Nos recordó que el wrestling no para, y que el sábado que viene tenemos una cita en Móstoles, así como el próximo sábado 14 de Julio en Tabacalera: Level Up 4. Por último, agradeció el inestimable apoyo de todos los aficionados allí presentes, la verdadera estrella de este espectáculo, y a quienes vaticina un gran futuro. No puede ser de otra forma porque ¡SOIS EL MEJOR PÚBLICO DEL MUNDO!

Facebooktwitter