CRÓNICA DE “LIBERACIÓN”

cronica_liberacion

Esta vez hubo un ligero retraso en la apertura de puertas, pero a pesar de del puente, a las 18:00 los fieles ya llenaban la Nave Central de Tabacalera. A esa misma hora hacía aparición el maestro de ceremonias, Nathan Young para darnos sus buenas tardes, y dar comienzo al show tras las indicaciones habituales. En esta ocasión, fue el mismo Young quien, sin la interrupción ni ayuda de nadie, dio solito paso al primer combate de la tarde.

[Utopía (Hades y Joey Fox) v Redención (Álex Soul y Viral)]

Fox y Soul comenzaron la contienda en un enfrentamiento en el que ninguno de los oponentes consiguió domar a su rival.

Esa igualdad se rompió cuando ambos reemplazos entraron. Hades buscó el cara a cara con Viral, pero la diferencia de peso decantó la balanza de parte de este último. Viral y Soul dominaron a Hades durante algunos minutos, hasta que este evadió un clothesline de Viral y lo sacó del ring con una dropkick. Tras ello, comenzaron a llover hombres fuera del ring: primero Fox sobre Viral, después Soul es interceptado por Hades y lanzado sobre la tercera cuerda, y finalmente, Hades sube a una esquina para soltar sobre los tres. De vuelta en el ring, es Utopía quien parece tener el control, pero Viral resisitendo el castigo, con ayuda de su compañero quien también recibe su parte, consigue noquear a todos. Redención centra su ataque en Hades, a quien preparan para recibir un aplastante golpe, pero este lo evade, quedando Viral muy dolorido, y aprovechando la confusión conecta una superkick en la mandíbula de Álex. Utopía se disponía a ganar el combate tras sentenciar a Soul con un tombstone asistido, cuando el resto de miembros de Redención invadieron el ring atacando sin piedad a Joey Fox y Hades. El árbitro decretó victoria de Utopía por descalificación de sus oponentes.

El ataque continuó hasta que fue interrumpido por el administrador general, Coajim Echevarría, que subió al ring y plantó cara a todo Redención. Les recrimina sus acciones, las cuales no parecen concordar con la “pureza” del wrestling de la que hablan, y que va a comenzar a terminar con sus tonterías. Declara que el campeonato extremo 24/7 deja de estar permanentemente en juego, y que para acabar con la pantomima y dejar claro quién es el campeón, el campeonato se pondrá en ese momento en juego en un survivor match: Redención contra otros 6 luchadores de la plantilla. Quien consiga el último pin o sumisión, será el campeón extremo.

[Survivor match: Padre Paolo, Álex Soul, Viral, Noah Striker, Kaiden y Keibel v Red Amethys, Elías, Nébula, Sarah Leonhart, Silver Cage y Yunke]

Elías y Kaiden fueron los primeros en tomar contacto. Elías no tardó en demostrarle a Kaiden su superioridad, por lo que este entregó el relevo a Keibel. Leonhart salió a hacerle frente, y consiguió sorprenderle, llegando a sacarle del ring, lo que aprovechó Noah para atacar a Sarah por sorpresa. Yunke tomó la venganza, y Viral salió a compensar fuerzas. Los dos pesos pesados comenzaron a intercambiar golpes dándole una pausa al frenético inicio, pero apenas fue un espejismo, puesto que Viral consiguió derribar a Yunke, Cage entró atacando por sorpresa a Viral, y el carrusel continuó girando en un continuo entrar y salir por parte de los 12 luchadores. Hubo una inflexión cuando Sarah dio el relevo a Nébula, y Chase entró al ring agarrando a Nébula por el pelo y apartándola, reclamando su lugar. Tan pronto como pudo, Nébula le devolvió la jugada, y mientras tanto Redención se reorganizó, siendo Nébula la víctima de un largo castigo entre todos sus rivales. Cuando pretendían acabar con ella, perdieron demasiado tiempo en burlas, permitiéndola escapar y dar el relevo. Elías entró decidido, golpeando varias veces a Álex, pero su empeño en mostrarnos en Aqua Bomb le pasaron una mala pasada, convirtiéndole en el primer eliminado tras un paquetito de Soul. Tras la primera eliminación, Sarah tardó poco en sacar a Soul del ring y voló sobre él, tras ella, fue Cage quien se lanzó sobre Redención, que atacaban a Sarah fuera del ring. Amethys también lo hizo, y Elías, quien tenía que volver al vestuario, con el permiso de un sobreatareado árbitro, saltó sobre todos aquellos que bloqueaban su camino. Cage subió a Noah al ring, preparándole para su mortal “Patada en los…”, pero Nébula se lo impidió, dejándole a merced a Noah y sus compañeros, convirtiéndole en el 2º eliminado. Con dos luchadores de ventaja, varios miembros de Redención arrinconaron al árbitro contándole batallitas, mientras el resto abusó de Leonhart dejándola lista para ser la 3ª eliminada. Redención parecía tener el combate bastante de cara, pero esta vez fue Sarah quien aprovechó una de sus distracciones al árbitro para sorprender a Soul y dejarle a merced de Amethys y conseguir la 4ª eliminación, la primera por su parte. Yunke volvió a enfrentarse a Viral, a quien le pesaba su anterior combate, así que con ayuda de una nueva intervención de Leonhart aprovechando el trabajo que tenía Edu con tanto luchador, no tardó en sentenciar al 5º eliminado. Red Amethys parecía bastarse para dominar a Kaiden y Keibel, pero cuando se disponía a saltar sobre ellos desde la esquina, Kaiden sorprendió a todos con un complicadísimo spanish fly sentado sobre las cuerdas, convirtiendo a Amethys en el 6º Eliminado. Tras ello, Kaiden y Keibel la tomaron con Nébula, pero Yunke salió al rescate dejando a las dos K’s fuera de combate, lo cual aprovechó Nébula para buscar la cuenta sobre Kaiden y sentenciar a Keibel, eliminando a ambos. Nébula lo intentó valientemente con Noah también, pero terminó sucumbiendo y siendo la 9ª eliminada. Yunke contra Noah y Paolo. El Padre pareció dominar en un principio a Yunke, atacando a su rodilla, pero este se rehízo violentamente, sentenciando a Paolo tras una serie de brutales golpes y su Decapitadora. Solo quedaban dos aspirantes a campeón extremo. Noah atacó a Yunke por la espalda, cebándose en su maltrecha rodilla. Yunke volvió a contraatacar, pareciendo tener todo controlado cuando se disponía a aplicar la Decapitadora sobre Noah. Entonces, el resto de redención entró de nuevo al ring, teniendo que ser detenidos por el árbitro, lo cual aprovechó Noah para asestar un descarado golpe bajo a Yunke sin ninguna vergüenza. Varios superman punch dejaron a Yunke sin conocimiento, y tras un definitivo rodillazo en la cara, Noah consigue la última cuenta de 3, convirtiéndose en el nuevo campeón extremo.

Con Redención celebrando el triunfo de su compañero, Yunke, muy enfadado, se levanta tratando de atrapar a Noah, quien consigue escaparse. No corre tanta suerte Álex Soul, a quien Yunke toma como un muñeco de trapo para enviarle un mensaje al nuevo campeón.

Tras el descanso, Nathan Young, de nuevo sin ser interrumpido, da paso al 3º combate, donde tuvimos el placer de disfrutar de uno de los talentos más prometedores del Reino Unido, y donde David Ross pretendía presentar su candidatura a estrella internacional.

[Chris Ridgeway v David Ross]

A pesar de su ventaja de tamaño y peso, no habíamos visto a Ross enfrentarse a un rival del tal técnica y envergadura, y él tampoco parecía estar preparado. Ridgeway dominó sin demasiada dificultad a Ross en los primeros compases. Vimos a Ross sufriendo en el suelo desde el primer momento, algo a lo que no estamos acostumbrados. Ross reaccionó llevando el combate afuera del ring, donde parece sentirse cómodo, y donde consiguió encajar los primeros golpes a su rival. Ross tenía la iniciativa, hasta que Ridgeway reaccionó con un suplex, castigando la espalda de Ross contra el duro cemento de Tabacalera. De vuelta en el ring, Ross escapa en 2 de una cuenta, y se revuelve enfurecido contra su rival, que resulta presa de una lluvia de golpes. Más cómodo que en el inicio, Ross pasea a su rival de esquina a esquina mientras golpea su pecho. Ridgeway pide más y devuelve los golpes, dejando a Ross grogui con una espectacular patada y derribándolo con un fuerte clothesline. Vuelven a intercambiar golpes, pero Ridgeway parece crecerse con cada uno que recibe y vuelve a ganar el intercambio tras devolver un german suplex. Su trabajo de suelo no surte efecto, pues Ross escapa arañándole los ojos, y aprovecha para buscar una cuenta frustrada sobre su rival. La historia se repite: Ridgeway se revuelve tras un chop de Ross y devuelve varios golpes con rabia. Tras conectar dos brainbuster, Ridgeway consigue cerrar un candado de tobillo que transiciona a german suplex, y acaba con una patada en la cara. Parece que la única esperanza de Ross es aguantar el chaparrón y conectar un golpe vencedor. Hace mucho, por no decir nunca, que veíamos a Ross en una situación así. Sacó un recurso de su chistera, de dudosa legalidad, y distrayendo al árbitro, asestó a su rival una coz a la altura del bañador, seguido de un brutal chokeslam. No fue suficiente para doblegar al inglés, y Ross lo intentó de nuevo con otro chokeslam más poderoso, pero también resultó insuficiente. Tras una serie de despectivos guantazos, Ridgeway se devolvió mostrando que todavía le quedaba algo, y descargó sobre el pecho de Ross lo que parecía una interminable lluvia de golpes, aun así, no consiguió derribar a Ross que, tras aguantar el mencionado chaparrón, consiguió conectar su Ross Driver para la cuenta de 3.

Al finalizar el combate, Ross le pidió a Young que le subiera el micrófono. Le arrebató el micrófono al presentador y le empujó, tirándole al suelo. Tras arrinconarle y hacerle entender que bajase del ring, dedicó palabras de desprecio para el público, sus compañeros, y la Triple W en general. Argumentó que no le hacían justicia a sus méritos, y culpó de todo a Coajim Echevarría, a quién instó a salir y pretendía “partir la cara”. Al no recibir respuesta, amenazó al administrador que, de no responder a sus demandas, buscaría satisfacerlas por sí mismo, lo cual no sería del gusto de Echevarría.

Al abandonar David Ross el ring, Nathan Young subió a dar paso al combate en el que se pondrían en juego los campeonatos de parejas de Triple W.

[Radical Bikers © (Rob Roy y Simon Hill) v Rocket Warriors (Astiles y Ryan Rocket)]

Al sonar la campana, Roy le ofreció la mano a Astiles. El veterano pecó de inocente respondiendo el gesto, quedando a merced de un placaje por parte del biker. Hill tomó el relevo, y comenzaron a cimentar su victoria con un claro control sobre Astiles. Cuando los Bikers se confiaron, Astiles aprovechó para zafarse y dar el relevo a su compañero. Ryan Rocket entró eléctrico derribando a ambos rivales, preparándolos en el lugar perfecto para, junto a Astiles, saltar sobre ellos. Los Bikers reaccionan y les interceptan antes de despegar, retomando el control del encuentro, tomando a Rocket como víctima esta vez. Tras desenmarañarse de Hill, Rocket consigue dar el relevo a Astiles, que se toma la venganza sobre Simon Hill. Roy interviene, y Rocket le sale al paso. De nuevo, los Rocket Warriors disponen a los Bikers para saltar sobre ellos afuera del ring. Los Bikers interceptan a Astiles, pero Rocket toma otra vía y salta sobre ellos desde la esquina. Es entonces cuando Astiles aprovecha la pista despejada para saltar sobre todos. De vuelta en el ring, son “los Rockets” quienes tienen el control hasta que, cuando parecían estar haciendo un buen trabajo, Hill coge en mitad de vuelo a Rocket con una lanza. Rob y Astiles entran, manteniendo los Rocket Warriors la ventaja. Astiles y Rocket parecían tener la victoria en su mano tras conectar un movimiento doble letal sobre Hill, pero Rob salva a su compañero, se deshace de Rocket, y dispone a Astiles para que su compañero acabe con él saltando desde la esquina. Hill busca la cuenta, Rob intercepta a Rocket, y los Radical Bikers retienen sus campeonatos.

Cuando los Bikers celebraban, el biker del casco blanco, silla en mano, subió al ring como en Total Rumble 8, para sacar a Ryan Rocket y Astiles del ring y celebrar con sus compañeros… o no.

Tras levantarles las manos en señal de victoria, se ensaña a sillazos con ellos. También se deshizo de Duke Stone, que subió a apoyar a sus compañeros. Seguidamente se quitó el casco y reveló ser el excampeón de parejas, Byron Savage. Banshee también hizo aparición, y Savage tomó el micrófono para retarles en No Rules Day.

Tras ello, Nathan Young dio paso al evento principal de la tarde, donde se pondría en juego el campeonato absoluto de Triple W.

[Adam Chase v A-Kid ©]

Desde antes de la campana notamos a A-Kid muy agresivo. Los primeros minutos del combate se dedicaron a llaveo y suelo, donde a pesar de los esfuerzos de Chase, el campeón se mostró intratable. Chase buscó un contacto más agresivo, cortando una arremetida de A-Kid con una patada, y tras un rodillazo le hizo abandonar el ring. Salir a por él fue una mala decisión, pues tras subir a A-Kid al ring, este no se lo puso nada fácil para volver, incluso acercándose a los límites del reglamento. Cuando Chase consiguió entrar entre las 12 cuerdas, el campeón le controló metódicamente durante los siguientes minutos, sin hacer florituras, y dejando claro a su rival, tras cada intento de ofensiva, que tenía más para él. Eventualmente, A-Kid volvió a sacar a su rival del ring, castigándole duramente por ello cuando volvió a entrar y continuando su trabajo una vez dentro. Tras evitar una ofensiva de A-Kid, Chase consiguió conectar un “over the castle”, y trató de imponer su ritmo, pero Don Kid objetó con un german suplex… y continuó su trabajosa labor. A estas alturas es de destacar la resistencia del retador para haber recibido ese castigo y seguir levantando sus hombros de la lona. Tras conseguir reversar un suplex de su rival, Chase conecta un spinning neckbreaker que le da algo de aire. Aire suficiente para golpear seguidamente con un letal rodillazo volador a la cara del campeón, seguido de una ajustada cuenta de 2. Tas ello, ambos luchadores comienzan un intercambio de golpes creciente en intensidad que termina con un spanish fly a nivel y ambos luchadores en el suelo. Con ambos de nuevo en pie, es el campeón el que tras conectar una superkick sobre su rival casi consigue la victoria. Al evitar un frog splash, Chase caza a Kid con su Chase Cutter, pero tampoco es suficiente para ganar. Sube a la esquina, moonsault, y a punto está de proclamarse campeón, pero aún no es suficiente. Seguidamente es el campeón el que, tras poder respirar unos instantes, consigue invertir las tornas del combate, consiguiendo de nuevo otra ajustada cuenta de dos tras un doble pisotón desde la esquina sobre la cabeza del contendiente. Parecía que ninguno de los dos pensaba darse por vencido. En un intercambio de superkicks, el árbitro termina noqueado, y tras ello, ambos luchadores. Con todos en el suelo, suena la música de Redención, y la facción al completo hace aparición. Paolo parece dispuesto a canjear su maletín Top1, y golpea con él a Chase en la cabeza. Seguidamente toma a A-Kid de la muñeca y le arrastra sobre Chase, tratando de animar al aturdido árbitro de hacer la cuenta de 3 y terminar el combate.

A-Kid retiene su título, pero está maltrecho y Paolo, junto con el resto de Redención, presentes en una ocasión ideal para proclamarse campeón. Redención acorrala a A-Kid en lo que parecía el fin de su reinado, pero para sorpresa de todos, se arrodillan ante él, ofreciéndole “la reliquia del Elegido”. A-Kid, el héroe de tantos, apenas dudó en destapar la reliquia y tomarla en sus manos, revelando la identidad del Elegido. El campeón, desaprobado por gran parte del público, mostró su rechazo de forma grosera a esos gestos, y posó junto con el resto de Redención, celebrando su defensa.

Con lo ocurrido por digerir, Young sube por última vez al ring para despedir el show. No sin antes agradecer a todos los presentes su inestimable apoyo, sin lo cual Triple W no sería posible. También nos anunció la próxima cita con Level One, el 26 de Mayo en el Molino Rojo de Tabacalera. Y por último recordó a todos los aficionados allí presentes lo que demuestran en cada cita, alimentando nuestros sueños y los de cada invitado que viene a vernos: ¡SOIS EL MEJOR PÚBLICO DEL MUNDO!

[Foto cortesía de WPS – Wrestling Photo Show]

Facebooktwitter